02 octubre 2010

Bully: Scholarship Edition

Bully es un sandbox desarrollado por Rockstar Vancouver que salió en 2006 en PS2 y posteriormente reeditado como Bully: Scholarship Edition para Wii y Xbox360 en el 2008.
En el juego, tomamos el control de Jimmy Hopkins, un estudiante conflictivo que llega a Bullworth Academy después de haber sido expulsado de varios centros. Ya en el video de introducción podemos ver que la acogida en el nuevo centro no es demasiado agradable, ni por parte de los profesores ni tampoco de los compañeros. Empieza una nueva etapa en la vida de Jimmy, en la que deberá ir haciendo amigos y crecer en popularidad.
Desde un principio tenemos libertad para movernos por el campus, y posteriormente podremos ir desbloqueando diversas partes de la ciudad. La ambientación del colegio es increíble, y todos los detalles están cuidados en profundidad: los pasillos, las taquillas, el comedor escolar, las aulas, el resto de los estudiantes... el centro está lleno de vida. Aunque tengamos una aparente libertad para hacer lo que queramos, lo cierto es que no podemos desatender las clases, y cuando el timbre suena, tenemos que correr a nuestra aula para avanzar en las materias. En la versión de PS2 había 4 asignaturas (arte, química, gimnasia y fotografía) que se ampliaron a 8 en la reedición Scholarship Ed al añadir biología, música, geografía y matemáticas.
Las misiones principales son del estilo del resto de los videojuegos de Rockstar: iremos haciendo una serie de tareas a compañeros, a medida que vamos ganándonos el respeto entre empollones, musculitos, etc... Esto nos irá revelando la historia del colegio a medida que va avanzando el semestre.
También podemos dedicarnos a las misiones secundarias, a recoger los coleccionables o simplemente acudir a la feria del pueblo y pasar un rato en las atracciones.
Los gráficos no están tan cuidados como por ejemplo en el San Andreas, que salió 2 años antes, pero están a la altura de la franquicia. Por otro lado, la idea de crear un sandbox en el ámbito escolar creó en principio una gran polémica inmerecida, ya que la gente que lo criticaba aparte del título poco más conocían acerca del videojuego. Sin embargo, la gente que lo ha jugado, sabrá que este juego no se limita únicamente a ser el abusón del colegio, y que tiene una historia muy interesante que mostrar. La ambientación es estupenda, es donde el juego realmente sorprende y engancha desde el primer momento.
La historia principal es mucho más corta que el San Andreas, cosa que desde mi punto de vista es un gran acierto, ya que te centras más en avanzar en el juego y no te vas por las ramas. También el mapa es bastante más pequeño (más pequeño incluso que Liberty City del GTA3), aunque tampoco echaremos de menos un mapeado más extenso. Hay muchos edificios a los que podremos acceder, con unos interiores detallados y hay un guiño al Manhunt con varias misiones en el hospital psiquiátrico "Happy Volts Asylum".
Los escenarios cambian a medida que avanza el semestre, y la ambientación es acorde con la estación del año en la que nos encontremos: hojas caídas en otoño, nieve por todas partes en invierno, flores en primavera y mucho calor en un interminable verano.
Como novedad, es el primer sandbox de Rockstar que mete animales. En algunas zonas del pueblo hay perros que nos perseguirán cuando pasamos cerca de ellos (muy molestos en las misiones de paperboy). Jimmy podrá responder con su misma medicina para deshacerse de estos molestos chuchos.
La dificultad del juego es relativamente baja, podemos avanzar en la historia sin atascarnos en ningún momento, y los logros van saltando poco a poco. Sin embargo, completar el juego al 100% nos llevará algo más de tiempo, y quizá se complique un poco más.
El juego en su historia principal es bastante largo, y como sandbox que es podemos alargarlo todo lo que queramos, paseando tranquilamente por la ciudad o repitiendo las misiones secundarias.
La banda sonora es excelente, y acompaña a la acción en todo momento.
El juego es muy divertido y nos proporcionará sin duda muchas horas de entretenimiento. Imprescindible para todos aquellos que hayan disfrutado con otros juegos de Rockstar.

3 Comments:

Blogger Ángel said...

Bueno, en 'Body Harvest', el primer sandbox de Rockstars North (que por aquel entonces se llamaba DMA) tenía 'animales', pero de la licencia GTA es posible, al menos no me suena ninguno (quizá algún easter egg en San Andreas)

2/10/10 11:59  
Blogger MadJoker said...

Era quizá una forma de disimular la violencia de estos juegos, que era violencia de igual a igual, con lo que parecía menos malo, por así decirlo.
Tampoco habían niños en los GTA, cosa que en el Bully sí que hay (por motivos obvios).
Posteriormente en el GTA IV se atrevieron a poner palomas que tenías que matar para conseguir el logro "Especie en peligro de extinción" al disparar a las 100 palomas repartidas por el extenso mapeado del juego.
Con el Red Dead Redemption repitieron con los animales nuevamente.
La polémica de la violencia está servida en todos los títulos de Rockstar. En muchos casos injustificada, ya que hay jugarlos para poder emitir una opinión, cosa que la mayoría de la gente que los critica no ha hecho.

2/10/10 15:30  
Blogger MadJoker said...

Aquí podemos ver un análisis del Bully que hicieron hace tiempo en el pixel ilustre:
http://www.elpixelilustre.com/2008/11/anlisis-bully.html
Vaya ganas que tengo de que saquen una continuación.

10/8/11 17:56  

Publicar un comentario

<< Home


View My Stats