07 julio 2010

Las chocapic en punto

Esta noche, cuando la niña se despertó para pedir su toma, Luciana me dijo que mirara el reloj a ver que hora era: Las 4:10, hay que ver, parece que vamos hacia atrás, la niña en vez de aguantar hasta las 5 ó 6 de la mañana, cada vez pide el papeo antes. Al terminar de darle su alimento, le sacamos los aires y todo el mundo a la cama de nuevo.

Yo me había acostado tarde (a la una y pico), y aunque estaba muy cansado no era de conciliar el sueño. No paraba de dar vueltas en la cama, quizá por el calor. El caso es que aunque eran las cuatro, los pájaros estaban piando. Tengo hambre y no puedo dormir. Me levanto y voy a la cocina, y allí veo en el reloj del microondas que son las 7.

Está amaneciendo. Por lo visto el reloj de la habitación se está quedando sin pilas y pierde fuelle, marcando la hora que le da la gana. Lo que está claro es una cosa. Dormir con sueño, comer con hambre... y eso.

2 Comments:

Blogger Int said...

O sea, lo importante es que la niña sí aguanta cada vez mas sin su toma, ¿no?

7/7/10 22:51  
Blogger MadJoker said...

Efectivamente, lleva un par de semanas pidiendo una única toma por las noches, que viene siendo a eso de las 5 ó las 6 de la mañana, como comento. Es una niña muy buenina. Por cierto, que aunque no lo dije en el hilo, hoy cumple 3 meses. Felicidades Luna!

8/7/10 6:11  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home


View My Stats